Sembrar un Jazmín

sembrarunjazmin

Los que la conocimos recordamos su sonrisa y amabilidad. Los que la conocieron de cerca atesoran lo mejor y más profundo de ella. Jazmín es mi compañera de generación egresada de la carrera de Ciencias de la Comunicación del ITESO. Es, porque, a pesar de que unos secuestradores le quitaron la vida a ella y a su esposo Alejandro apenas entrando 2015, su vida y su recuerdo nos mueve a la solidaridad y a la lucha incansable por la paz.

Si la justicia es ciega, la maldad nos obliga a mantener los ojos abiertos.

Y no sólo los ojos: los brazos, los oídos, el olfato y el gusto. No sólo para estar alertas ante lo malo, sino también para conocernos mejor nosotros y estar unidos. Porque ni el cuándo, ni el cómo, ni el dónde ni el por qué, nos pertenecen. Hay que reclamarlo de vuelta.

Hay que sembrar un Jazmín.

Artículos relacionados:

Tweets de un lunes
¿Cuánto cuesta ganar un Pulitzer?
Algunas preguntas que no se hicieron sobre El Chapo


Deja un comentario