No hay listas 2015 – Las herencias

LASHERENCIAS

Iba a hacer una lista de lo mejor de 2015. Pero todavía no estoy seguro. Han pasado muchas cosas y listas y pensamientos y chismes y medios decayentes y textos que me están previniendo de hacerlo.

En pocas palabras, Estoy sobre estimulado.

entonces, para finalizar este año quiero hacer algo… distinto.

Quiero hacer una serie de conclusiones, que a lo mejor es nada más una entrega porque ah qué bonitos tuits y whatsaps y telegrams me andan distrayendo.

Pienso hacer entregas espontáneas y difusas a manera de conclusión. O de conclusiones pequeñitas sobre el año que se va. Que se fue. Conclusiones que se pueden consultar cada año hasta la eternidad.

No sé si me pasó igual el año pasado, y el año anterior a ese, que cuando pensé en redactar listas, ya tenía un pendiente. Ya me sentía con el pendiente de hacer listas. Como si tuviera la obligación de hacerlas.

Puta.

Pendientes. Pendientes suena a una palabra que se empieza a decir muchísimo en los primeros días del año que todavía no empieza.

Y así uno se siente cuando empieza, cuando amenaza con hacer listas de las cosas que sí alcanzó a sentir, a masticar, a discutir con otros. Las listas de lo que sea son las herencias de nuestra era: alguien con más tiempo que tú pudo probar más cosas en el bufette que tú y tiene tanta consideración por ti que te dice que lo que probó es lo bueno, lo que te hará sentir cosas que él o ella sintieron.

Las listas son nuestras herencias porque nadie puede abarcar tanto en un mundo de capas y capas de estímulos por donde quiera que vayamos. El bufette de las industrias culturales puede causarnos indigestión si no tenemos brújulas.

Esta primera conclusión de 2015 termina con una lista que Spotify hizo basada en lo que más reproduje durante 2015. La idea es que, cuando yo termine de hablar, comenzará la música, de corridito, sin interrupciones de un servidor. Si quieren saber qué rola es cuál, ahí tienen el shazam o pueden seguirme en twitter para pedirme los tracks. Estoy como @microgdl

Esta lista no está mediada por otras listas, por tufos de otras revistas o por autoridades en el tema. O quizás sí, pero no tanto. Dejaré para otro día, para otro año o para otra lista, el análisis sobre qué es lo que determina que escuchemos una canción y no otra. Todos dicen que por gusto, yo digo que nada es tan simple de explicar, ni lo que nos gusta.

Nos escuchamos pronto.

Sólo recuerden que Esto No Es Radio.

Y que yo soy Micro.

Rincón yucateco – porter
Price Tag – Sleater Kinney
Valiente – Vetusta Morla
Fuego – Vetusta morla
Somos dos – Bomba estereo



Deja un comentario