No es tanto el machismo, es la dictadura de la felicidad

Still del doodle conmemorativo del Día Internacional de la Mujer

Still del doodle conmemorativo del Día Internacional de la Mujer

No es tanto el machismo. La dictadura de la felicidad es el peor enemigo de la mujer. En una sociedad donde ser feliz, como dicta Coca-cola, se ha vuelto una obligación, es fácil ridiculizar a las mujeres furiosas y a hombres empáticos en decirles cómo canalizar su ira.

No se trata únicamente de hombres y mujeres hablando desde su privilegio, porque cada vez menos hombres y mujeres lo tienen. Lo que abunda, y parejito, es lo aspiracional: y no hay nada más incómodo e indeseable para quienes persiguen esos ideales, que un grupo de mujeres y hombres cuestionando lo que sigue haciendo falta. No para ser felices, sino para vivir en paz.

Artículos relacionados:

Diez posturas ideológicas que hay que entender antes de morir, por Rogelio Villarreal
Las mujeres de las que no estamos hablando II
¿Por qué Gerardo Ortiz y no cada uno de los miles de videos que salen diariamente?


Deja un comentario