Siempre sí escribí listas: los mejores podcasts de 2015


Tuve que hacerlas. Aunque aquí dije que igual y no. Mi compa Tomasena -síganlo acá: @jmtomasena- lo explica bien:

Por un lado, me permiten recuperar los estímulos del año y encontrar algunas líneas que de otra manera pasarían desapercibidas. Pero también son una oportunidad para conocer lo que le gusta a otros y encontrar alguna joyita perdida


Las listas hablan mucho de quién eras en aquel entonces y las razones que tenías -más lo que sentías en ese momento- para que algo te tuviera que gustar a tal grado de dejarlo consignado en una lista de lo mejor del año.

En años anteriores, a lo que me avocaba era a la música. Pasaba mucho tiempo y gastaba algo de dinero en dvd’s de conciertos y uno que otro disco original. También listaba películas.

Pero este año que murió fue en el que escuché más podcasts en mi vida. Probablemente el doble de lo que escuché en 2014 y de años anteriores. Es decir: consumí más palabras, efectos, paisajes, información e imágenes mentales a través de los sonidos que vienen empaquetados en forma de podcasts, que cualquier otra cosa que nos embuten las industrias culturales. Esos archivos de audio que se pueden descargar de forma periódica mediante una suscripción y que llevan más de 10 años en las vitrinas más gourmet de ese mega-mercado llamado internet.

podcast: ipod + broadcast (y ya no exclusivamente)

podcast: ipod + broadcast (y ya no exclusivamente)

En el momento en que escribo esto, estoy suscrito a cerca de 50 podcasts de la más diversa índole. Casi todos son en inglés. En español hay muy poco mercado y muy poca calidad de producción. Escribiré de eso luego.

Nota preliminar 1:

El podcasting no es sólo programas de radio grabados en casettes virtuales. Acá es muy importante que uno sepa, de entrada, qué es lo que quiere escuchar. La banda generaliza muy rápido a partir de una sola experiencia. Lo bueno es que hay para todos.

giphy-mickey

En serio. Hay muchísima no ficción, ensayo, documental, ficción, reporteo magistral, entrevistas fascinantes y charlas estremecedoras. O a veces todo junto: los géneros se vuelven híbridos o a partir de ciertos podcasts nacen otros hechos por fans de dichos podcasts (sí, hay más gente clavada en esto que yo). En 10 años que llevo escuchando radio conscientemente, nunca escuché tantos géneros radiofónicos como ahora. Le atribuyo a esto la disponibilidad casi inmediata de los podcasts. No hay modo de que uno pueda sintonizar una estación de radio a tal día y tal hora para escuchar ese programa que no es parte de un género sobado como el noticiero, el “especial” y el programa de entrevistas. (Sin embargo, en México, las radiodifusoras desdeñan consciente o inconscientemente la plataforma. También de eso escribiré luego).

Nota preliminar 2:

La mejor forma de recomendar un podcast es también recomendando una edición, episodio o capítulo en especial. Como en cualquier industria cultural, hay picos y valles, y el podcasting no podría ser la excepción. En un mundo sobre-estimulado y dominado por las imágenes, hay que estar vendiendo, de la mejor manera, lo que únicamente entra por las orejas.

Sin más, aquí van los mejores podcasts que escuché en 2015, divididos en categorías un tanto arbitrarias pero necesarias.

Categoría: para el que le gustan las historias

1. Radiotonic – In defence of boredom:

Jesse Cox, productor de Radiotonic, sosteniendo el premio Third Coast Festival que ganó en 2013.En el mundo anglo ya hay premios para el podcasting

Jesse Cox, productor de Radiotonic, sosteniendo el premio Third Coast Festival que ganó en 2013. En el mundo anglo ya hay premios para el podcasting


La ABC de Australia (radio y televisión pública), tiene en Radiotonic, conducido por Jesse Cox, un excelente exponente en cuanto a narrativa sonora se refiere. Suele transmitir de dos a tres o más piezas que abarcan desde el documental al ensayo y la ficción.

En “In defence of boredom”, atendemos todo un prisma de historias que nos hacen pensar en que la tecnología vino a atrofiarnos algo que muchos, en un primer momento, perderán con gusto -como aquellos que dicen que no hay problema con restringir libertades individuales a cambio de prosperidad económica-: nuestra capacidad de aburrimiento.

cudvk4d-breakfastclub

Antes realmente nos aburríamos en una fila, en el tráfico, en la escuela. Pero con esa hiperconectividad de la que gozamos, no hay fila de banco más eterna que la capacidad de nuestro plan de datos y sus redes sociales ilimitadas.

Tom Wright, el productor de este episodio, hace una apasionada defensa del aburrimiento. Venga, hay que aburrirnos un poco. ¿Los beneficios? Tendrán que escuchar para saberlo.

Descarga directa, aquí.

2. Unfictional – The Seance:

un-fictional_square

Bob Carlson produce y conduce Unfictional, un excelente programa de storytelling que forma parte del KCRW’s Independent Producer Project transmitido por la KCRW de Los Angeles. En “The seance”, que se publicó originalmente en 2010, pero incluido en un especial de halloween de 2015, se cuenta la historia de un grupo de amigos que vacacionaban en Francia hace más de 20 años y que, muertos de aburrimiento -¿qué les dije?- improvisaron una Ouija casera y se pusieron a invocar seres del más allá. Seres que estaban más cerca de lo que estos amigos creían.

Los amigos que jugaron esa especie de Ouija casera -en inglés le dicen Seance-. Eran los 80's

Los amigos que jugaron esa especie de Ouija casera -en inglés le dicen Seance-. Eran los 80’s

Todavía se me enchina la piel cuando escucho el final de la historia. Y no es por miedo. Descarga directa, aquí.


3. Love and radio – The living room

Love + Radio forma parte del colectivo de podcasts Radiotopia

Love + Radio forma parte del colectivo de podcasts Radiotopia



Eres no tan joven. Ellos sí. Tú llevas viviendo quince años en un edificio de departamentos. Ellos en el de enfrente. Pero pasaron quince años sin que notaras esa ventana. Tú estás un día en lo tuyo, quizás lavando los trastes. Y ellos en lo suyo, pero ese tipo de suyo que tendría que hacer que cerraran las cortinas.

love___radio_for_dribble_1x

La narradora de esta historia, Diane Weipert, nos cuenta algo que mutó de simple voyeurismo anecdótico a algo más íntimo. Intenso. Oscuro. Como son las verdaderas historias de amor, pues.

“The living room” fue producido por Briana Breen para Love + radio y ganó el premio Third Coast Festival de 2015.

Cabe mencionar que este podcast forma parte de Radiotopia, un colectivo que hace los mejores podcasts narrativos de la comarca.

Descarga directa, aquí.

Categoría: para quien le gustan las entrevistas y las charlas

4. Death, sex & money – The sex worker next door

death-sex-money-1400


Fue bello descubrir “Death, sex and money”, de la radio pública de Nueva York (WNYC). Debo admitir que llegué a este episodio vía varias listas de “los mejores podcasts de 2015″ donde hay consenso sobre la calidad de producción de este show y de la empatía que genera y proyecta Anna Sales, la entrevistadora.

En “The sex worker next door”, Anna Sales nos lleva a una dimensión mucho más profunda de los prejuicios que podamos tener sobre la prostitución voluntaria. Aquí, entrevista a una trabajadora sexual que quisiera seguir sus sueños y dejar de hacer trabajo sexual. Pero a veces, la realidad es una trituradora de sueños más que una escalera para conseguirlos. Descarga directa, aquí.



Categoría: No puedo creer que haya tan pocas cosas así en español


5. Radio Ambulante – Los sobrevivientes

Una nación aislada del mundo occidental y del capitalismo tendría que estarlo también del VIH/Sida, ¿no?

Pues no. No en la Cuba de principios de los años noventa. En esta historia que apareció en la primera mitad de 2015, el productor Luis Trelles visitó a los sobrevivientes de una enfermedad de la que no se sabía nada y estaba arrasando con todo.

Estos sobrevivientes eran parte de “Los frikis”, como se le conocía a todo lo contracultural en Cuba.

Entre pobreza y hambre, estos amantes del metal descubrieron que su salida de una situación precaria, tendría que ser la entrada a un mundo que les traería seguridad y comodidad, pero a un precio altísimo.

Radio Ambulante, dirigido por el escritor peruano Daniel Alarcón, es un proyecto de crónica radiofónica que vino a refrescar el panorama árido y autorreferencial de la radio y el podcasting latinoamericano. Los medios gringos le llaman “el This American Life latino” (yo difiero un poco, pero ese no es el tema aquí, y sí: también estoy guardando para después un texto sobre el bajo consumo de podcast en latinoamérica).


Categoría: Bonus tracks (o de cómo quisiera escribir líneas y líneas pero no tengo tanto tiempo libre)

Filmonauta llegó con el tercero ¿o cuarto? relanzamiento de Dixo

Filmonauta llegó con el tercero ¿o cuarto? relanzamiento de Dixo

Filmonauta, de Dany Saadia, un deleite: una guía para cineastas hecha sin complacencias y lleno de puntadas de ácido cortesía del director de la película “Nada es casualidad 3:19″ (que todavía no he visto). Aquí no se hacen reseñas de películas, aquí se habla de cómo hacer las pinches películas. Y uff, de qué manera.

Lo que sí me caga, y mucho, de Dixo, es que limiten el consumo de sus podcasts a su portal o a su app, esta última que sólo permite escuchar por streaming, lo que anula la posibilidad de descargar en casa para escuchar después. Ojalá y tomen nota.


Sarah Koenig, conductora de Serial... y santa patrona del podcast lol

Sarah Koenig, conductora de Serial… y santa patrona del podcast lol



Serial, el show que hizo que los medios mainstream anglosajones volvieran a hablar de podcasts.

99% invisible, el podcast ancla de Radiotopia que juntó chingos de dinero en 2015 para producir durante todo 2016… y quizás para siempre.

Y, lo siento, aprovecho para treparme. En 2015 produje con mis amigos Valeria Dimanche y Al Resonante una pieza llamada “Ahorita”, que ganó el tercer lugar de la competencia internacional de la KCRW, mejor conocida -por los gringos- como “KCRW’s 3rd Annual 24 hour Radio Race”. Es decir, un maratón en el que, en menos de 24 horas había que buscar una historia de no ficción, grabarla y postproducirla.

Se mandaron más de 200 producciones de países anglo. Estamos muy orgullosos de haber representado a un país de habla hispana. El tema de este año fue “time change” y el podio quedó de esta manera:

Primer lugar: “The time traveler’s ark”, donde Esther Honig y su equipo Fountain City Frequency abordan de manera intimista y cercana, los efectos de la demencia en una persona. No hay forma de que pudiéramos haberle ganado a esta producción.


El segundo lugar se lo llevaron los australianos Mike and Timothy con “One step at a time”. ¿Cómo cambia el tiempo para una persona que sólo tiene una pierna? ¿O la persona cambia el tiempo alrededor? Merecido. Gran postproducción de audio también.

Nosotros nos llevamos el tercer lugar con “Ahorita”, un abordaje humorístico y sentimental a esa expresión muy mexicana.

A ver qué nos depara 2016. Si tienes comentarios, escríbeme a micro@microgdl.com

Feliz año, siempre, cada año :)

Artículos relacionados:

Ayer en glicerina: Movus
Esto NO es radio 25 de febrero: Edición Óscares 2011
Espesos, fríos y nutritivos: los licuados


Un Comentario

Deja un comentario