Marcial MaSHIT, Osmosexuales y un podcast OCIOso



I.

Ayer, en entrevista con Carmen Aristegui, Marcial Maciel quedó nuevamente exhibido como lo hijo de puta que fue. Si, mierda, caca, excrecencia resistente al maestro limpio: cuando una persona se erige como líder moral/espiritual de una congregación, pero en verdad es un doble cara (triple, en el caso de éste), lo único que puede decirse de él es que es poco menos que crema podrida de cotija -de donde es originario.

-Abonando un poco en ese tenor, se me vino a la cabeza todo esto:

  •  Marcial Maciel decía: “Entonces Jesús dijo, dejad que los niños se acerquen a mí, tons yo dije nel, presta pa la orquesta”. 
  • El Osito bimbo quería a Marcial Maciel con el cariño de siempre. Contexto, aquí
  • Chiste que nunca fue: “Estaba un día Marcial Maciel cogiéndose a un niño, cuando de pronto, nada pasó y le dijo al niño “te chingas” porque yo soy compa del Papa Juan Pablo II y tu mamá me prepara tamales”
II.

-Creo que no he escrito sobre gays en mucho tiempo. Se me hace tan cotidiana mi interacción con algunos “miembros” de la “comunidad”, que no entiendo a quienes desarrollan úlceras sólo por que no se les hace natural lo que otras personas gustan de meter o meterse. Lo que NO es natural, es cuchichear sobre el cuchiplancheo ajeno, reproductivo o no. Pero tratar de hacer entender a alguien que el sexo no está diseñado sólo con fines “de traer vida” al mundo  como si tener sexo o hacer el amor no nos hiciera sentir vivos al encender de pasión y deseo al otro, como si la vida se tratara de traer más vida para disfrutar menos la propia es como encontrar a un hombre sexualmente activo que no ha visto pornografía en su vida.

 Pero tampoco soy decano de la corrección política: me gusta decir las palabras joto, marica, puñal y pasivo en la misma medida en que uso pendejo, idiota, estúpido, zoquete y baboso. Y las puedo llegar a usar sin distinciones tanto para osmosexuales como para éter-osexuales. Tengo la mente tranquila porque he escuchado a jotos, maricas, puñales y pasivos decirse esas palabras -o peores- entre ellos.

Caray, yo no sabía que en el universo gay podía haber distinciones casi mercadológicas de los tipos de homosexuales que habitan el lucrativo e influyente arcoiris de colores. Recuerdo haber leído en la revista emeequis una crónica en la que un gay fue discriminado por otro gay y pendejo sólo por escuchar a Sonic Youth. Estoy buscando ese artículo, pero tengo fresco que el discriminado se sintió muy mal por no gustar de música netamente gay como Gloria Trevi y similares. ¡Qué pedo con los estereotipos autoimpuestos!

Yo prefiero dividir al mundo entre la gente que vale la pena , y los que valen el pene (o sea, que valen verga).

Sobre las adopciones, el debate es simple: ¿Niños con cero o con dos papás?

III

Mañana me estreno como podcastero en la página Ocioenlinea.com con un especial de Coldplay. Cada semana haré una entrega diferente. Todavía no me cae el veinte. He sido fan de esa publicación desde que empecé a leer periódicos (después de mi graduación), y ahora estoy del otro lado. Se siente re-bonito. Escucharé el disco RE, de Café Tacvba sólo por eso, por una especie de re-carga que siento que se viene. Favor de visitar el sitio y suscribirse al podcast en itunes o con un lector de rss. O descargarlo y guardarlo bien. Yo sé lo que les digo: www.ocioenlinea.com.



Los comentarios están cerrados.