La reina que promovía cigarros enfundada en mucha ropa

Hasta parece aquella historia de la cerillera de Hans Christian Andersen, pero con final feliz. Las planas y pantallas de los diarios tapatíos y de todos los que le hacemos al cotilleo del quién es quién y cómo le hacen para seguir siendo esos quienes, se dan revuelo cada que Letizia asciende en la escala social como si se tratara de un cuento de hadas.

leti3

Resulta que no sólo fue modelo para la portada del disco “Sueños líquidos” de Maná y reportera del Siglo 21. Le hacía a la promoción de cigarros. Una marca que algunos señalan como horrenda (porque hay escalas de satisfacción en cuanto al cáncer se refiere).

leti4

Vean las fotos. Casi podemos escuchar el “amiga, ¿ya probaste estos cigarros?”, con el dulce acento de una mujer española. Nadie se negaría. Y mucho menos a probar esos cilindritos de papel con relleno de tabaco y alquitrán si la mano que te los extiende está enfundada en una camisa de manga larga pegada a todo un cuerpo que no enseña un milímetro de piel que no sean las manos y la cara.

leti
¡Eso debe de ser una herejía para todos los que se dedican a eso de las activaciones!

¡Una mujer guapa y vestida casi como civil (sólo quitaría el paliacate y voilá: a fungir como gerente en un casual friday, por ejemplo) repartiendo cigarros!

Hay mucho por dónde escarbar al respecto. En tiempos en que promocionar un producto adictivo sin una mujer guapa vistiendo el mínimo de ropa entallada llega a ser una contradicción hasta biológica para la bandita que se dedica a la publicidad y al marketing. Habrá que preguntarle a alguien que trabajó para Boots sobre el impacto de esa campaña o si de plano, al ver números rojos, el CEO impuso que para la próxima lo único que deberían vestir las edecanes fuera un par de botas.

Artículos relacionados:

Esto NO es radio 24 de noviembre: Gil Dominguez y sus 21 años de carrera radiofónica
Para considerar en el día del periodista
Sembrar un Jazmín


Deja un comentario