Fleet Foxes: He doesn’t Know why

Canciones como esta pueden hacerte el día, por enternecedora, emotiva y profunda.
La forma en que la vocalización va serpenteando entre los arreglos de guitarra y el ritmo pausado de la batería y el pandero, los coros que remiten a Simon and Garfunkel o a los Beach Boys de Pet Sounds. Y unas letras que hacen ver al pasado con melancolía mientras recargas tu mentón en un brazo y ves a través de una ventana con una sonrisa.

Abismal y adictiva.



Los comentarios están cerrados.