“After porn ends” y quedarse con las ganas

porn1

porn2

Me quedé con ganas de más. Pero no me malinterpreten. No me quede con más ganas de eso, luego de ver “After Porn Ends”, un documental de Bryce Wagoner. Me quedé con ganas de ver retrato más amplio y profundo de lo que significa para una ex-estrella porno abandonar el set y las cámaras apuntadas a sus penes, vaginas, tetas y nalgas.

En hora y media de duración, el mensaje que el director parece querer dar desde el minuto uno, es un cautionary tale: hacer pornografía está mal y mira cómo les fue a Asia Carrera, Chrissy Moran, Amber Lynn, Tiffanny Million, Richard Pacheco, y más.

Recurriendo al formato “talking head”, donde las ex-estrellas porno cuentan cómo entraron y cómo salieron (vaya analogía) de la industria, “After porn ends” nos entrega el cliché en bandeja de plata: el arquetipo de una mujer u hombre que se dedica a la pornografía es el de drogas, alcohol, abuso sexual y abandono familiar.

El “clímax” de la película ya lo pueden intuir.

IMDB les da 5.8 de 10 y no podría estar más de acuerdo.

Artículos relacionados:

Tal vez no pusimos atención en "El resplandor": Habitación 237
Lee esto si no hiciste una lista de lo mejor de 2014
Llévate mis amores


Deja un comentario